La lumbalgia y el tratamiento con plantillas

En Ergodinámica te ayudamos a sobrellevar y calmar el dolor producido por la lumbalgia, gracias al estudio de la pisada y las plantillas personalizadas.

Se define la lumbalgia como el dolor en la zona dorsal, desde las últimas costillas hasta el pliegue glúteo, acompañado o no de irradiación hacia extremidades inferiores, el cual suele aparecer más frecuentemente a medida que se envejece.

 

En función de la causa que la origine, podemos diferenciar entre lumbalgia específica, aquella cuya causa se llega a conocer, lo cual ocurre solamente en el 20% de los casos, y lumbalgia inespecífica, que constituye el 80% de los casos restantes, en los cuales no se llega a identificar claramente la estructura que origina el dolor. El primer episodio de esta última, suele desencadenarse debido a factores como, por ejemplo, levantar peso, adoptar posturas incorrectas, estrés u otros factores psicológicos.

 

La parte inferior (lumbar) de la columna vertebral está formada por cinco vértebras. Conecta el tórax con la pelvis y las extremidades inferiores y proporciona movilidad para girar, inclinarse y agacharse, además de fuerza para mantenerse de pie, caminar y levantarse. Como vemos, la región lumbar está implicada en muchas de las actividades cotidianas, por lo que el dolor en esta zona puede limitar o impedir estas actividades, viéndose alterada la calidad de vida del individuo.

 

En una postura correcta en bipedestación, las tres articulaciones que forman la extremidad inferior (tobillo, rodilla y cadera) deben estar alineadas verticalmente. Cuando la posición del pie y/o el tobillo se ve alterada, la articulación inmediatamente superior, en este caso la rodilla, se ve obligada a adaptarse a esta modificación provocando una reacción ascendente en cadena que altera tanto la posición de la pelvis como de la columna lumbar.

 

Las extremidades inferiores pueden presentar desviaciones asimétricas (ej: pierna larga/corta) o simétricas (ej: rodillas en X). Cuando la alteración de equilibrio se manifiesta solamente o es más evidente en una de las extremidades, el cambio se refleja en la diferencia de altura de las caderas, originando una actitud escoliótica. Cuando ambas piernas presentan la misma alteración de equilibrio suele existir una basculación pélvica anterior o posterior causando hiperlordosis o, por el contrario, una rectificación de la columna lumbar.

 

Para sobrellevar y calmar el dolor producido por la lumbalgia, es recomendable realizar ejercicio de forma regular para fortalecer la zona lumbar/abdominal, evitar estar de pie o sentado durante períodos de tiempo prolongados, dormir bien y mantener una buena higiene postural.

 

En Ergodinámica llevamos más de 40 años estudiando la pisada de nuestros pacientes y creando soluciones y tratamientos únicos, como las plantillas personalizadas, cuya función es mejorar la postura estática y dinámica de la columna lumbar a través de la alineación de los miembros inferiores, por lo que permiten acabar con sus dolencias y mejorar su calidad de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*