Corre mejor y durante más años con un estudio biomecánico

Estudio biomecánico de la pisada

Corre mejor y durante más años con un estudio biomecánico

Ante el creciente número de lesiones derivadas del running, los expertos recomiendan a los corredores realizarse un estudio biomecánico de la marcha para prevenir posibles lesiones, mejorando así su técnica y permitiéndoles correr mejor y durante más años.

La ‘fiebre’ del running se ha disparado en los últimos años, y con ella el número de casos de lesiones producidas por este deporte. Muchos de los que se lanzan a correr lo hacen sin considerar que su técnica de carrera puede no ser adecuada, o bien sin pensar que pueden padecer alguna alteración de la marcha o en las extremidades inferiores que, a corto plazo, pueda provocar lesiones importantes.

Es por este motivo que podólogos y traumatólogos recomiendan encarecidamente a los corredores (iniciados o profesionales) realizarse un estudio biomecánico de la marcha. Con esta sencilla prueba se pueden detectar posibles alteraciones en la pisada, saber en qué condiciones trabajan las extremidades inferiores del corredor y recomendarle el calzado adecuado a sus necesidades. De esta forma, se pueden prevenir las lesiones más comunes del aparato locomotor en corredores, es decir las provocadas en pies, rodillas y cadera.

Estudio biomecánico de la marcha

 

En esencia, la prueba consta de un análisis estático y dinámico del pie, para observar la postura y la forma de caminar del paciente, así como la relación que se da entre los pies, las rodillas, la cadera y columna.

El podólogo, que es quien normalmente se encarga de realizar el estudio, también suele rellenar una ficha con datos técnicos del paciente como peso, estatura, superficie de carrera habitual, tipo de calzado o historial de lesiones. Además de la inspección y el análisis de la marcha, se suele realizar una exploración física y un análisis de cargas del pie en movimiento.

Resultados

 

Tras el estudio biomecánico, el diagnóstico determinará si el paciente posee alguna alteración y los resultados de la prueba le ayudarán a prevenir posibles lesiones comunes en corredores como esguinces, espolones, tendinitis, fascitis plantares, sobrecargas u otras lesiones y molestias en dedos y articulaciones.

El tratamiento de las lesiones pasa por la recomendación de unas zapatillas adecuadas y, en algunos casos, por la prescripción de dispositivos correctores adicionales, es decir plantillas siempre personalizadas y parametrizadas a las necesidades de cada paciente.

Prevención

 

No obstante, el mejor tratamiento para las lesiones es la prevención, por ello es importante que los corredores no descuiden las primeras señales de alarma y presten atención a contracturas, calambres o distensiones y acudan al especialista lo antes posible.

En Ergodinámica llevamos más de 45 años apostando por la última tecnología y desarrollando una metodología propia en el estudio de la marcha. Una larga experiencia que se refleja en nuestros tratamientos, totalmente personalizados, y que mejoran la calidad de vida de nuestros pacientes.