osteopatia

¿Dolores de cabeza? Diles adiós con la osteopatía

El dolor de cabeza o cefalea es uno de los problemas más comunes entre la población. Afecta en España a unos 4 millones de personas; no importa sexo o edad, aunque 7 de cada 10 pacientes son mujeres.

Las personas que lo padecen saben lo incapacitante que es, especialmente para desarrollar las tareas diarias. Provoca perdida de concentración y de capacidad de reacción, aumenta nuestra sensación de agotamiento, dificulta la lectura y, en esencia, hace que sólo nos apetezca tumbarnos a oscuras y en silencio.

Hay muchas formas de sentir el dolor de cabeza, tanto por la forma en la que aparece como su ubicación. El dolor puede presentarse en forma de presión, calambre o punzada y presentarse en las sienes, la frente, la nuca, a un solo lado o a ambos. La duración también es un factor importante ya que el dolor de cabeza puede ser constante, intermitente, aparecer de golpe o progresivamente, durar unos minutos o unos días.  

En cuanto a tipos de cefaleas, las más comunes son las cefaleas tensionales, desarrollados por el aumento de tensión en los músculos de hombros, cuello y cabeza. Éstas están relacionadas con el estrés, ansiedad, malas posturas, desequilibrios musculares, etc.

También existen las cefaleas migrañosas o migrañas, que se manifiesta con fuertes dolores en uno o ambos lados de la cabeza y que mejora ligeramente con reposo, silencio y oscuridad. Hay ciertos alimentos que pueden provocar migraña: quesos y embutidos fuertes, chocolate, lentejas o glutamato, pero las causas más comunes son problemas del sistema circulatorio, metabólico, problemas de visión, tensión muscular, etc.

El remedio de la medicina tradicional se basa en medicamentos de origen químico para paliar los dolores y, aunque ofrecen un alivio pasajero, esto no significa acabar con el problema porque no se estudia el origen del dolor.

Es aquí donde la osteopatía tiene un importante papel en el tratamiento de las cefaleas. El tratamiento osteopático acostumbra a empezar con una valoración de las estructuras que presentan disfunciones para encontrar la causa de la cefalea. Como ya hemos comentado, las malas posturas, el estrés u otros factores son las más probables pero las cefaleas pueden ser causadas por problemas de salud más graves como; ingesta de fármacos o sustancias tóxicas, inflamación de las meninges, problemas oculares, tumores, etc. Por supuesto esto no es lo habitual y, en tal caso, el papel del osteópata es derivar al paciente a un especialista.

Las técnicas manipulativas y osteopáticas varían en función del paciente (antecedentes, factores de riesgo, etc.) pero se orientan a eliminar la tensión de músculos, fascias y a corregir articulaciones. En el caso de las cefaleas, las técnicas suelen centrarse en mejorar la situación de cuello y cabeza, así como en buscar el equilibrio muscular activando los músculos inactivos con ejercicios suaves. Tanto cefaleas tensionales como migrañas pueden tratarse con osteopatía, los tratamientos se centrarán en las zonas afectadas, aliviando la presión sobre; vasos sanguíneos (migrañas) o vértebras y músculos (cefaleas tensionales).

La osteopatía no sólo mitiga el dolor de las cefaleas, también busca prevenirlas mediante recomendaciones posturales y ejercicios de relajación y, en los últimos años, diversos estudios científicos han demostrado los beneficios de la osteopatía en el tratamiento efectivo de las cefaleas.

En Ergodinámica Clínica ponemos a tu disposición nuestra área de osteopatía, en la que podemos ofrecerte un tratamiento personalizado y especializado para todo tipo de disfunciones.

¿Dolores de cabeza? Diles adiós con la osteopatía
Califica este post