Glándulas salivares

Glándulas salivares

Las glándulas salivares constituyen un sistema o red de glándulas (parótidas, submaxilares, sublinguales y glándulas salivales menores) y su función es la secretar saliva para mantener un adecuado estado de humedad, lubricación y pH en nuestra boca.

 

También son responsables de aportar proteínas y líquidos para la correcta salivación de los alimentos.

 

 

¿Qué afecta a las glándulas salivares?

 

Las glándulas salivares pueden afectarse básicamente por inflamaciones o por tumores. Cabe destacar que la mayor parte de los tumores son benignos, pero igualmente la mayoría deben ser extirpados. Las inflamaciones de las glándulas pueden ser secundarias a infecciones, a causas obstructivas (litiasis o piedras salivales), a traumatismos,etc,. todos estos casos son solucionables.

 

Un número elevado de población tiene problemas de sequedad bucal (xerostomía). Este síntoma puede ser debido simplemente a la atrofia glandular, pero en ocasiones puede ser indicativo o secundario a otras patologías, por lo que debe ser estudiado. El estudio de éstas y otras patologías glandulares debe llevarlo a cabo un especialista.

Los tumores de glándulas salivales se hallan mayoritariamente en las glándulas parótidas. Dichas glándulas se encuentran a nivel pre-auricular y por detrás del ángulo de la mandíbula. La glándula parótida queda dividida en lóbulo superficial y lóbulo profundo por el paso del nervio facial (nervio responsable de la movilidad facial).

 

 

¿Cuáles son sus síntomas?

 

Los tumores de la glándula parótida frecuentemente son benignos. A pesar de su benignidad, estos tienden a crecer provocando deformidad facial, molestias y dolor y en ocasiones afectación del nervio facial. Los tumores parotídeos de comportamiento maligno, aunque menos frecuentes, son lo primero que debe descartar el cirujano maxilofacial.

 

En la cirugía de la glándula parótida, el elemento clave es no dañar y conservar el nervio facial, responsable de la inervación de la musculatura de la cara. Éste discurre a través del espesor de la glándula parótida por lo que, en caso de cirugía, debe ser realizada por un equipo experto y con experiencia en este tipo de intervenciones. Lo mismo ocurre en la cirugía de las glándulas submaxilares y sublinguales, por su íntima relación con el nervio y vasos linguales.

 

Un equipo especializado te asegura, además, el tratamiento de tumores, infecciones y litiasis salivales con cirugía mínimamente invasiva.

Patologías tratadas

  • Pariotiditis supurativa aguda
  • Enfermedad de Kussmaul
  • Paperas
  • Parotiditis citomegálica
  • Sialoadentis bacteriana
  • Síndrome Mickulicz
  • Síndrome de Sjögren
  • Sialoliatiasis

CONTACTO

Déjanos tus datos, nos pondremos en contacto contigo para resolver cualquier duda o concertar una cita.